miércoles, 13 de febrero de 2013

¿Por qué renuncia Benedicto XVI?


No ha pasado ni un lustro cuando Juan Pablo II, conocido como El papa Viajero, dejó este mundo terrenal para unirse a los brazos de Cristo cuando hoy, Benedicto XVI, dice que él se va, que su vida está cansada y le hace falta fuerza para continuar con la encomienda divina.

Sí, El señor Joseph Ratzinger ha mandado un mensaje al mundo manifestando que su cuerpo está cansado, que no tiene la entereza para continuar siendo el Papa, el siervo de Dios, el mensajero de la Iglesia Apostólica y Romana y prefiere dedicar sus últimos días, fuera del Pontificio y del Vaticano.

La pregunta es ¿por qué renuncia Benedicto XVI?  Sin duda hay muchas respuestas para tomar esa decisión tan inesperada, inoportuna y fría. El Papa  deja al Vaticano en pleno escándalo y en el ojo del huracán. El Vaticanogate que hace un año satanizo a la Santa Sede  aun sigue sin esclarecerse, toda vez que salen a la luz secretos del propio  Benedicto XVI y de sus colaboradores más cercanos.  Aunado  a ellos, siguen  en vilo los demonios que se manifiestan a través de  Sacerdotes  que cometen los pecados capitales abusando sexualmente de menores y que siguen sin ser castigados judicialmente.

Así mismo, también deja a la Iglesia sin cabeza. La Iglesia Católica está pasando por un momento delicado –si lo vemos en el sentido espiritual y eclesiástico- toda vez  que pierde feligreses y sigue sin aceptar los cambios del mundo globalizado (llámese aborto y matrimonios homosexuales). Estos rezagos, hacen que la Iglesia  misma olvide los evangelios y los mandamientos de su propio Dios, ese en el que creen más de mil millones de personas en el mundo.

Se va, porque a sus 85 años el hombre se siente cansado, no quiere ser como su antecesor que murió en plena enfermedad de Parkinson y con movimientos tan débiles como su alma. No piensa ni desea terminar su pontificado enfermo y sin vida  predicando la palabra del Señor   y que apenas le salga una letra de su boca.

Se va, porque es un hombre inteligente. No quiere ni tiene porque consentir a toda una institución y sus sequitos a decir que sí y que no dentro de la capilla Sixtina. El poder y su autoridad han sido quebradas por los que siguen detrás del potest domin. Se sabe que el jerarca del Estado Vaticano no solamente es un siervo de Dios…

Benedicto XVI se va en plena pascua, -mientras un rayo simbólicamente cae en la Santa Sede-  dejando muchos pendientes, entre ellos una ausencia, no física, sino espiritualmente del mundo, ese mundo que necesita creer en algo, o por lo menos que le regresen la fe.

 

miércoles, 6 de febrero de 2013

Tragedia en Pemex. Entre la especulación y la verdad.



A menos de sesenta días del gobierno entrante, Enrique Peña Nieto ya fue “exhibido” ante los medios por motivo de un “accidente” en las oficinas centrales de Petróleos Mexicanos.

Un accidente – no se sabe las causas del mismo, aunque se presenta como producto de un almacenamiento de gas en el sótano del edificio-  destruyó parte del Edificio B2, mismo que aloja aproximadamente a diez mil trabajadores sindicalizados y de confianza de la empresa mexicana. 

Hasta este momento, se han reportado 37 muertes a causa del mismo y más de cien heridos con reporte reservado. 

Este hecho viene a opacar la tan esperada reforma energética en la cual se ha comprometido el Ejecutivo Federal a través del Pacto por México firmado por las principales fuerzas políticas de este país, dejando una sombra – sin luz por lo que se puede apreciar- en el gobierno del mexiquense. 

Las preguntas  sin respuesta se liberan de esa caja llamada política mexicana. Muchas especulaciones con respecto a este lamentable suceso. ¿Fue una bomba? Las experiencias del siniestro arrojan un comparativo con los hechos ocurridos en Madrid y Londres en sus estaciones del metro. ¿Por qué a las cuatro de la tarde cuando todo el personal que labora termina su jornada laboral? ¿Por qué justamente en ese edificio donde se guardan contratos y todo lo relacionado a recursos humanos? ¿Qué hacía el Director de PEMEX en Asía cuando aun no están definidas sus acciones dentro de la paraestatal? Etc.

Estos cuestionamientos los tendrá que esclarecer la administración de Peña, por conducto de la PGR, Secretaria de Gobernación y la paraestatal, que son las principales instituciones en dejar en claro a los mexicanos lo que realmente sucedió.

La política es un juego de especulación, difícil de acreditar pero imposible de no pensar. Pemex se encuentra en números rojos. Secretaria De Hacienda y el mismo Sindicato han hecho que la empresa no tenga suficientes recursos para existir y poder expandirse o modernizar sus instalaciones, prueba de ello es lo sucedido el 31 de enero. 

Lamentablemente los heridos, así como las familias de los difuntos no tendrán más explicaciones que las que manifiesten las instancias respectivas. Es momento de que Pemex tenga su lugar que merece, como empresa de los mexicanos y como aquella por la que dependemos tanto. Así  tenga que atravesar una reestructura interna y matar a aquellos que le han hecho tanto daño.