martes, 25 de diciembre de 2012

Diciembre en 20 días...


Último mes del año dos mil doce, donde el mundo se concentró en la apocalíptica fecha del 21 de diciembre donde los mayas pronosticaban el fin del mundo.

 Mucho alarde para saber que era un nuevo cambio, una nueva era donde el ser humano debe renacer y cambiar su mentalidad para construir, y no para destruir.
Sin embargo, Diciembre inicio con buenas expectativas con  el gobierno entrante. La visión de Estado del Presidente Enrique Peña Nieto ha trascendido no solamente dentro del ámbito político nacional, también en la esfera internacional.

En menos de veinte días, la administración Peñista se ha vuelto matriz de varias tomas de oportunidad para ser diferente, para congregarse a las nuevas reglas que exige el país; envió de iniciativas preferentes, reformas fundamentales, cambios dentro del propio gobierno y firmar acuerdos que implican responsabilidad, son los primeros pasos que ha tomado el mandatario federal.

El pacto por México, fue una de las primeras tareas que Enrique Peña Nieto entregó a la Nación y en este caso con presencia de los actores involucrados: Poder Legislativo, Judicial, presidentes de los partidos políticos y asociaciones no gubernamentales.

La transformación implica una serie de reformas como la educativa, la fiscal, la hacendaria y en política social. Implica cambiar el modelo que en doce años no ha gustado ni funcionado. Será el sello principal de un “nuevo PRI”.

En la geografía internacional, Enrique Peña Nieto pretender regresar al México foreneo, al México que era consultado en materia de política internacional. Rescatar y volver a ser protagonista en las decisiones del caribe y latinoamerica, ser uno de los principales activos en el marco europeo y americano así como mantener una postura diplomática acorde a lo que siempre fue nuestro país.

Apenas es el comienzo, no se terminó el mundo pero sí inicia una nueva era para el México de hoy, al México que encabeza el presidente Enrique Peña Nieto debe tomar la ruta exacta y correcta para lograr un crecimiento político, social y económico.