miércoles, 11 de abril de 2012

Los tropiezos de Campaña... Segunda Parte.


Los errores de Andrés Manuel no han sido menos importantes que los anteriores,  cabe destacar que a diferencia de los tres candidatos, Andrés Manuel compitió hace seis años y era el gran favorito de los medios, de la sociedad y de su soberbia.

Él pensó que sería presidente, que triunfaría por sobre todas las cosas y dejo a un lado la pasión, la dedicación, el dinamismo que es estar dentro de la ciudadanía. Sus palabras fueron su propia cruz y las mentiras, en su estilo de vida.

Hoy, se presenta pidiendo una “segunda oportunidad” y modificando su discurso altanero, ríspido, de confrontación. Hoy, la República amorosa que enarbola su política es artífice de un nuevo proyecto de nación, donde busca una a toda costa recuperar esos votos del 2006.

Su conversación privada ante un grupo  de industriales en la cual manifiesta que se siente cansado y agotado,  han propiciado que Andrés Manuel carezca de fortaleza y se vea en su campaña como un candidato pobre, recurriendo a los discursos que le sirven para el electorado: pasar a ser una víctima más del gobierno en turno.

Para Gabriel Quadri, el panorama es distinto pero igual que los otros tres candidatos principales. El Partido Nueva Alianza –partido formado por la líder sindical Elba Esther Gordillo y por el gremio magisterial- decidió nombrar como su candidato a un activista ecológico e investigador como su representante a la presidencia de la república después de que el PRI decidiera no ir en coalición con ese partido.

Para Gabriel Quadri es una experiencia única en su vida, no solamente porque en la vida política no ha tenido un cargo de representación popular y para obtener la candidatura presidencial la regla número uno es tener experiencia, elemento básico para todo postulante.

Y su inexperiencia dentro de la clase política se ha visto reflejada en los primeros días de campaña: iniciar bajo del mar,  proponer legalizar la marihuana, subir el alza al iva, eliminar el subsidio de la gasolina y por no decir los que se acumulen al momento que se termina este artículo.

Sí. Llevamos una semana prácticamente de haber iniciado las campañas en México. Con cuatro candidatos oficiales, avalados, con y sin experiencia en la vida política, pero eso si, dispuestos –al parecer- de conquistar lo que todo hombre anhela y sueña… el poder.

jueves, 5 de abril de 2012

Los tropiezos de Campaña... Primera Parte.


Han iniciado las campañas políticas en México y con ellas, setenta millones de spots que no dicen nada, discursos realizados por asesores expertos –y no tanto- en la ingeniería política, visitas a estados de la república mexicana con el fin de capturar esos votos en el aire  y lo más interesante… ser el futuro presidente de México.

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas. Los cuatro candidatos que se enfrentan por dominar el escenario político han tenido un inicio  interesante y que, en la primera semana de que hayan iniciado formalmente las campañas, algunos han resentido el peso de sus equivocaciones y otros no tanto.

Iniciemos con Enrique Peña Nieto, el favorito y consentido de muchas mujeres no solamente por tener un aspecto físico sano, sino que ha sabido explotar el carisma y el talento que se puede tener a sus cuarenta y tantos años. Un hombre maduro, con una esposa egresada de Televisa y unos  hijos de edad adolescentes.

Esos factores fueron los que decidieron que en el PRI se decidieran por el orgullo de Atlacomulco.

Empero, sus errores han sido poco determinantes para que sus números disminuyan: no saber tres libros que hayan marcado su vida; desconocer la forma en la cual se desenvuelven las amas de casa; pronunciar un ingles poco entendible en escenarios norteamericanos y una guerra en twitter que desató su hija al defenderlo de las pifias suyas.
Aunado a ello, Enrique Peña Nieto ha querido manejar parte de su estrategia en revistas del corazón pensando que con ello llegará al mercado que no se interesa en temas de política pero sí en temas de polémica  y eso ha permitido que ex amores suyos salgan a la luz mencionando que es un mal padre y se desatiende de sus hijos fuera del matrimonio lo que podría ocasionarle problemas en un futuro.

A pesar de que en los últimos meses sus errores han sido polémicos, sigue como favorito en la mayoría de las encuestas. Lo que aquí podemos sustentar que sus equivocaciones no han sido factores clave para perder  o mermar votos una elección.

Caso contrario sucede con Josefina Vázquez Mota. La hija non grata del PAN, ha iniciado muy gastada, muy apática y con ganas de tirar la toalla. Desde la lucha interna entre Santiago Creel y Ernesto Cordero, Josefina salió avante a pesar del fuego amigo entre ellos. Sin duda la guerra contra Cordero la dejó desgastada. El PAN se equivocó de lucha y de enemigo, tan es así que hoy, la candidata sufre los excesos del desgaste físico y político.

Josefina trae consigo un peso importante en contra de ella: ser la candidata del partido en gobierno, mantener un discurso poético y no político, ser una mujer sobria y frívola, no mostrar el verdadero músculo en su inicio de campaña y dejar a un lado a su equipo dentro del PAN en posiciones básicas para dominar el sentido de su campaña.

Por ser mujer, no tendrá distinción alguna de sus adversarios para  ser tratada “diferente”. En política lo que menos importa es conocer el género del enemigo, sino sus pretensiones y la manera en que éste se encuentre preparado.

Esos tropiezos han hecho que Vázquez Mota venga perdiendo de tres a cuatro puntos porcentuales desde que fue elegida internamente hasta la primera semana de campaña electoral.

Sí, toda acción corresponde una reacción. Así son las leyes de la física y en política no siempre se cumple una ley natural.