jueves, 16 de febrero de 2012

Febrero Loco.


Febrero es un mes extraño porque sus días están destinados a contar el ciclo de la luna con la tierra, y que  cada cuatro años se convierte en bisiesto, dando como resultado 29 días.

29 días extraños que seguramente recordarán personajes tan importantes de la política mexicana como Ernesto Cordero, el delfín oficial y que su cinco de febrero, no conmemoró el aniversario de la constitución política, sino su derrota política de cara con Josefina Vázquez Mota. La estructura panista dio muestras que es distinta a los demás partidos políticos; su elección  -a pesar de existir la compra de votos- no fue la que esperaba Ernesto Cordero ni mucho menos Felipe Calderón.

La derrota del ex secretario de hacienda era la esperada pero inusual. Las encuestas lo ubicaron en un 9% y sorprendió con un casi 40% lo que significa que la estructura de Estado acaparó el acarreo pero no alcanzó por destruir a la candidata alejada del seno calderonista.

Y precisamente Felipe Calderón también perdió con esta derrota. Lo cual no le hace ver como el gran líder de su partido, comprobando que su estructura dentro del PAN ha quedado al margen de cualquier decisión importante.  Aunado a ello, los problemas de la sequia nacional, el golpeteo post electoral, el combate al crimen organizado y la manera de conducir la política interna son focos que seguramente el presidente aun no podrá apagar.

Otro que pierde en este febrero es la aerolínea Mexicana, que por más que desea volar no la dejan ni el juez del concurso mercantil que lleva el asunto, ni el aeropuerto internacional de la ciudad de México  ni el gobierno mismo ¿la razón? Es lo que quisiéramos saber todos los mexicanos. Perdemos una historia y extrañaremos a una competencia más, necesaria para el desarrollo del país.

Y en materia internacional, pierde Grecia que busca recuperar la gloria perdida. Las medidas en la cual buscan no caer en la bancarrota y que agrave la ya crisis europea aprobadas por el congreso han desatado la furia de sus habitantes con manifestaciones abruptas. Recortes presupuestales, más impuestos y una historia que desea seguir viva son los adyacentes que corre entre los demás países como Italia y España.

Febrero, un mes especial y único en el año donde tal vez la luna tenga pleno poder en él pero en la política cualquier día y en cualquier mes, todo puede suceder.

viernes, 3 de febrero de 2012

El desgaste de Josefina.


El próximo domingo 5 de febrero, el Partido Acción Nacional realizará su elección interna para elegir a su futuro candidato o candidata a la presidencia de la república. Los tres presidenciables: Ernesto Cordero, Santiago Creel y Josefina Vázquez Mota.



Los tres postulantes para el cargo a ser candidato reflejan tres caras distintas del PAN: por una parte, Ernesto Cordero refleja ser el candidato de la confrontación y de pelea, Santiago Creel quiere representar al panismo clásico y tibio y Josefina el estilo de una sociedad madura, pero ninguno de ellos es lo suficientemente viable para una tercera etapa en el PAN dentro del gobierno.



La lucha interna se ha vuelto un caudal de río revuelto y que solamente la pelea será  entre Josefina Vázquez Mota y Ernesto Cordero. Josefina es la que más posibilidades –reales- tiene de contender y subirse al ring contra Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador. Ella, a diferencia de Ernesto, ha construido una candidatura externa y sin la anuencia del presidente Calderón.



Ernesto Cordero le apuesta al efecto de Calderón en el 2006 al estar debajo de las encuestas que favorecían al ex Secretario de Gobernación y que lo superó por mucho el margen de ventaja. Pero la diferencia es que Calderón era el hijo desobediente del PAN, era el apestado del presidente Fox y que luchó en contra de su propio partido  y de sus líderes por alcanzar y motivar la esencia panista.  Sus convicciones fueron propias y asertivas mientras Santiago Creel seguía un discurso tibio y poco efusivo. Esa es la diferencia y por la que Josefina tiene la ventaja en todas y cada una de las encuestas levantadas.



A unos días de llevarse a cabo la elección panista, la más desgastada será Josefina Vázquez Mota porque sabe que probablemente ganará,  ella  puede y es la única  competitiva dentro de las filas panistas de llegar a la boleta electoral pero sus compañeros de partido han querido bajarla a como dé lugar, en especial el candidato “oficial”.



Sí, las encuestas son una foto instantánea que puede cambiar de un momento para otro y en política nada esta escrito, pero las preferencias ciudadanas no se equivocan. Josefina esperará impaciente ese 5 de febrero, donde consolidará un triunfo que es suyo y que ha sido cantado por muchas voces y esperará que el “aparato” no este del lado equivocado porque entonces si será la derrota no de Cordero, sino de Calderón…