lunes, 30 de enero de 2012

Una vieja... una vieja política.


Ya hemos hablado del repunte y de la designación de los candidatos para la ciudad de México; por un lado tenemos a una mujer “sin experiencia” pero con la actitud de  ser una opción viable para la ciudad, en el segundo sitio a un ex procurador que no mantiene un perfil político pero sí buen elemento y a un tercer sitio a una mujer con todas las cartas que se puede tener para ser admirada y respetada, pero no convence ante el electorado.

Beatriz Paredes es por hoy una mujer cien por ciento política;  ha ocupado todos los cargos importantes que existen dentro de una esfera pública: gobernadora, senadora, diputada, secretaria, embajadora, etc.   

Su trayectoria es digna de admirarse y muchos de sus compañeros la respetan por la jerarquía en la cual se ha mantenido, pero en este año, 2012, pretende nuevamente postularse a la candidatura por gobernar al Distrito Federal. Pero la pregunta ronda entre la clase política ¿Qué le hace falta a Beatriz para ganar una elección? ¿Por qué si es una mujer capaz y preparada, no puede adentrarse y coaptar los votos para ser la jefa de gobierno? La respuesta parece ser simple y sencilla: es una vieja política.

La política actual, como en todos los aspectos, necesita ver rostros nuevos, frescos , con la iniciativa de crear y experimentar liderazgos no viciados, que mantengan una experiencia y que ella la reflejen en sus actos, en sus hechos.

Miguel Ángel Mancera y Miranda de Wallace tienen una ventaja sobre ella: son nuevos políticos con pocos años  tanto de experiencia  como de  lucha social, con ideas propias y partidarias que mantienen una personalidad fresca, creíble y sin filias políticas.

Para una ciudad como la que pretende gobernar, Beatriz carece del talento para acercarse al voto joven, al voto que necesita educación, preparación, empleo, seguridad y sentirse identificado.  Beatriz, con tantos años de servir –y servirse- del país, la sociedad la etiqueta como una política nacida bajo el signo del PRI absoleto que terminó en la era de Zedillo y que, ahora, pretende alzarse con la nueva regeneración joven y que ha dado buenos resultados.  Beatriz es una gran guerrera y lo ha demostrado con hechos cuando fue presidenta del PRI nacional.

Sí, ella es buena para los golpes bajos, para el trabajo sucio, para la negociación y la retórica, para los poemas y la oratoria, para entonar el  Viva México y La cigarra,  para ser presidenta de su partido y contestar informes presidenciales, pero para la ciudad de México no, para el Distrito Federal no es más que una vieja… una vieja política.

lunes, 23 de enero de 2012

El político nuevo.


Hace unas semanas, la política mexicana no conocía rostros nuevos dentro de la élite que gobierna, puesto que los zoon politikon por naturaleza son envidiosos de su propia especie, no permitiendo que nazcan nuevas propuestas.

En el PRD, un partido donde se conglomeran las disputas internas, los roces entre compañeros y la misma artimaña callejera, vio nacer a un hombre de poca tinta política, de presencia gris pero efectiva y con la bandera de no pertenecer a ninguna corriente que en ella habita.

Su camino dentro del servicio público es poco conocido,  de hecho, el cargo que hoy ocupa no tiene tintes políticos, pero Marcelo Ebrard le dio la oportunidad de ser el abogado de la ciudad; ser Procurador del Distrito Federal. No era tarea fácil, ni tampoco es un puesto que te permita crecer en el ámbito público pues la manera y el actuar es muy distinto de una Secretaria de Despacho.

Pero su talento para demostrarle a la ciudadanía que puede ser un servidor público eficiente, con talento y lo más importante, con credibilidad, le han hecho ser el abanderado de una izquierda “marcelista” con tintes neoliberales y combinar la política social con la privada por medio de inversiones y así crecer a la ciudad más grande del mundo.

Miguel Ángel  Mancera, se ha convertido hoy, en el candidato virtual en el Distrito Federal, dejando a un lado a una “gandallita” como lo es Alejandra Barrales, a un “maestro antagónico” como Navarrete  o a un “puritano” como lo es  un Fernández Noroña.

Ha nacido un político nuevo, un rostro nuevo. Abogado de profesión y político en crecimiento. La ventaja que mantiene en sus manos es la misma  con la que cuenta Isabel Miranda de Wallace. Ambos provienen de una circunstancia, no de un capricho o de un partido político. 

Sí, ya son candidatos con el debido respaldo de sus grupos, ahora deben de demostrar que están consientes que no entrarán a un campo de virtudes y agradecimientos. La política los espera, los anhela y los recibe con orgullo esperando que sus principios y valores por los cuales han sido designados no sean corrompidos por la élite que acostumbra devorar al más débil y destruirlo para no dejarlo crecer… con ella.

domingo, 15 de enero de 2012

La política "ciudadana"


Cuando conocimos a Isabel Miranda de Wallace en el escenario político, fue a causa del secuestro de su hijo y que las autoridades judiciales del Distrito Federal no pudieron por sí solas, por ende, ella por sus propios recursos capturó a la banda que lamentablemente asesinó a su primogénito.

A partir de ese suceso, ella ha mantenido un prestigio social y político, dando frente  y haciendo el papel de una activista en contra del gobierno, en contra del  actuar del Ejecutivo y presentando propuestas de ley ante el Congreso con el fin de radicar el problema que ella misma enfrentó junto con Alejandro Martí, otra victima de la delincuencia.

Hoy, la clase política ha convertido a una dama y luchadora social en su candidata para gobernar no cualquier ciudad, sino la ciudad de México, una de las urbes más complejas a nivel mundial. El Partido Acción Nacional, partido de oposición en el ámbito local, postuló como su abanderada a una mujer de clase, de altura y categoría, pero no sé si tenga el dominio que se necesita para ser la primera jefa de gobierno.

Y es que las dudas aparecen con ella ¿habrán usado su imagen y prestigio para competir en una lista donde figuran políticos de cepa como Beatriz Paredes? ¿Estará capacitada para esquivar los golpes políticos de adentro y fuera en su gobierno? ¿Qué le motivó para tomar esta decisión?

Su candidatura por sí misma ya es cuestionada, sobre todo porque muchos panistas que se encontraban en la fila para poder ser postulados, hicieron su “ego político” a un lado y dar el espaldarazo a una mujer sin nada que temer y mucho por vencer.

Isabel Miranda ha demostrado su carácter, su temple y las agallas que se necesitan para imponerse dentro del sistema político que la respeta; su imagen dentro de la clase política esta “limpia”  y por ende, inicia con números positivos.

Hoy, ha entrado a una arena que solo ha parecido como observadora, como crítica, como espectadora. La vida en el poder es distinta a la vida con el poder, es muy difícil vivir comiendo de él. Espero que la postulación de Miranda de Wallace en la lucha por el poder le de la sapiencia de conducirse como siempre lo ha sido, una mujer intachable y con el único fin de hacer a la política mexicana más “ciudadana”.

domingo, 1 de enero de 2012

2012. ¿el fin del mundo? políticamente hablando


Ha iniciado el 2012 y con él,  muchas predicciones e hipótesis acerca del fin del mundo dado que muchos se acercan a las  profecías mayas  que establecen el día 21  de diciembre de este año  el inicio del sexto sol y por ende el fin de los hijos del quinto sol.

Los mayas predijeron miles de años atrás que la gente  ha despertado y  completará la sagrada misión de la "purificación de la Tierra". Según ellos, el 21 de diciembre de 2012, los seres humanos entrarán en una nueva civilización. Para entonces, todos habrán tenido sus oportunidades, quizás más de una, para reflexionar sobre sí mismos y formar sus propios juicios.

Aunado a ello, se mencionan siete profecías que han sido cumplidas –o están por cumplirse- cabalmente como terremotos, el aumento de temperatura, etc. Sin embargo, independientemente de los sucesos que el mismo hombre ha propiciado a la tierra, en materia política sí que existirán cambios a nivel local como internacional.

Para Estados Unidos, los mayas jamás predijeron que un presidente negro llegaría al poder y que éste, una vez siendo primer mandatario, caería de nivel en su política y retórica defraudando a la sociedad americana hundiéndolos en una grave crisis social y económica. Para el 2012, Barack Obama desconoce su futuro, puesto que el poder no lo mantiene su bancada demócrata, sino el ala conservadora que refiere analizar los punto a favor  y en contra de una política liberal.

En México,  pudiera ser que todo conspira a que  regresará  el viejo sistema con un rostro nuevo. El 2012, es año de elecciones presidenciales, donde mantenemos una lucha por el poder a costa de los intereses sociales. Ningún candidato ha sido capaz de inventar un discurso original, nuevo, apto para todo público.

Se agotan las ideas, se difuminan las propuestas. Todos y cada uno de los hoy inscritos a ser candidatos no visualizan un México prospero y rico, realmente rico. Tal vez esperan que los vaticinios mayas se cumplan, así tendrán  o sentirán que el fin del mundo – y de México- no es culpa de ellos, sino de los Mayas.