miércoles, 23 de noviembre de 2011

Par de Reyes y una Reina. Gana Color

Los expertos dicen que en el póquer se debe jugar pensando como un profesional, pues no siempre se ganan partidas con manos valiosas. Hace falta meterte en el cuerpo de tus contrincantes. En base a ello y tratando de considerar el juego de póquer donde todos los jugadores reciben cinco cartas teniendo la oportunidad de cambiar su jugada al inicio; la política mexicana se engalana en hacer partícipe de un ejemplo de ello.
 
 
Colocando nuestra baraja política, tenemos que hace una semana, Marcelo Ebrard –jefe de gobierno del Distrito Federal- tenía carta alta, mientras Andrés Manuel López Obrador mantenía su escalera de color. Una vez abierta la baraja se supo cómo un secreto a voces era revelado. Marcelo por su parte, hizo un trabajo estupendo al no mantener baja la guardia, sin embargo, la enseñanza estriba que en política la paciencia es una virtud admirable y él ya supo que lo suyo se encuentra en el 2018.

Por su parte, los que aun siguen en disputa por saber quién será el ganador en su encuentro local son los panistas, quienes encabezados por Gustavo Madero ha barajeado las cartas de manera imparcial, pero dentro de los que conocen ubican que en la última ronda Josefina Vázquez Mota tiene una escalera imperial. Ernesto Cordero, que empezó con una tercia de diez su última carta no le favorece, por lo que puede pagar por ver y así ya quitarse el estrés y la fatiga de ser un competidor gris. De Santiago Creel no hablamos, pues de antemano sabemos que su jugada no tiene futuro.

En la mesa roja vaya que existieron las pujas por conocer al ganador del encuentro entre dos grandes jugadores en la baraja política: Enrique Peña Nieto y Manlio Fabio Beltrones. Ambos conocidos y admirados dentro del casino priista, donde nacieron los traidores pero a la vez los valientes, donde figuraron personajes trascendentales pero también los cobardes. Ahí, todos le apostaban un 10 a 1 por el hombre mexiquense, aquél que puede –y se cree- pueda llevar nuevamente al partido tricolor gobernar al país. Y sí, las cartas se encontraban marcadas. Manlio Fabio Beltrones se desiste “por el momento” de no ir por la grande, dejando que el póquer de reyes de Peña Nieto fuera abierto a anuencia de los presentes.

Sí, ya tenemos a un  par de reyes y posiblemente una reina sea la mano en enero del próximo año como los futuros presidenciables Ubicados, conocidos y a la espera de iniciar con banderazo la contienda presidencial. Una vez repartidas las cartas, cada uno mostrará su juego, su estrategia, su cambio de carta por una nueva y entonces sabrán que como en la política, el póquer es un juego de pensamiento, de análisis matemático y que el orden es un factor importante, ya que hay que apostar bien y retirarse cuando sea necesario. Entonces y hasta en julio del 2012 sabremos quién será el ganador no por sus naipes, sino por el color de estos.

sábado, 19 de noviembre de 2011

La teoría de la conspiración... aplicada


Para los políticos, la lucha por el poder se ha convertido en una constante en sus vidas, es alimentar el ego, beber la avaricia y consumir la riqueza. Siempre buscando sobresalir a costa de otros es el tiempo perfecto para hacer campaña política y muchos lo saben, ya que se tiene que buscar, ir por el sufragio, arrebatarlo, mimarlo y cuidarlo.

Y es que en México no se encuentran los autores intelectuales de tal visión, sino aquellos que lo hacen material y tangible, palpable y visible.

Una característica del mexicano es esta; ser autores intelectuales de la conspiración. Sabemos cómo manejar situaciones difíciles ante acontecimientos impredecibles: Crisis mundiales, crisis locales, golpeteo político, compra de votos, ascenso de escaños, descenso de poder, etc.

Sí, nos encanta la conspiración entre nosotros, somos seres que necesitamos arrebatar lo que no es nuestro y siempre buscando un beneficio propio. Para los mexicanos, la teoría de la conspiración es el motor de nuestras vidas, de nuestra pausa y carrera por mantenernos vigentes ante el escenario que nos llegue, así fuimos creados, así fuimos engendrados.

Basta con señalar que lo traemos en nuestra sangre, en nuestro ADN: Desde el México prehispánico, conspiramos contra el Tlatoani en turno,   conspiramos  en Querétaro para levantarnos  en armas y alzar el grito de libertad sin saber qué hacer con ella, conspiramos contra el dictador para armar nuestra revolución.

Sí, somos buenos para imaginar, crear  o creer una conspiración en prejuicio del otro. Hoy, todos hablamos de que la muerte del Secretario de Gobernación existió una conspiración en su contra ¿para qué? Hipótesis muchas, respuestas solo una. Hablamos que hubo una conspiración para que María Luisa Calderón perdiera cuando hace una semana, todos la  dábamos por ganadora en Michoacán.

Una vez obtenido el resultado, vamos por el siguiente. No nos detenemos para hacer el recuento de los daños.

En estos momentos, seguramente los políticos se encuentran orquestando la siguiente conspiración; desde el derrocamiento de Elba Esther Gordillo hasta hacer ganar nuevamente al PAN en el 2012, o que Andrés Manuel no vuelva a ser competitivo y destruirlo antes de que surja como ave fénix. Sí, el mexicano conoce la teoría de la conspiración donde la primera regla ocultar a tu enemigo de tu amigo, puede que éste sea el que te ayude contra los tuyos…

sábado, 12 de noviembre de 2011

La Cocoa de Michoacán.


A escasas horas de iniciar la jornada electoral  en el estado de los purépechas y dar fin al calendario del 2011, los partidos concluyen con el laboratorio político tendiente a evaluar los daños y ganancias para la votación constitucional.

Michoacán es un estado fundamental para este gobierno;  ahí nació la lucha contra el combate al crimen organizado por parte de Felipe Calderón, además de ser oriundo de Morelia y guardar en esa entidad el recuerdo su pasado político. Sí, por ello quiso que todo el apoyo político- económico y social  fuera para su hermana –posible y tal vez futura gobernadora- ya que, al concluir su administración quedará solo el inventario de ser un territorio gobernable.

El PRI tiene mucho que aclarar a la ciudadanía  una vez que termine el proceso en Michoacán a  través de su presidente nacional Humberto Moreira. Su fama como un político destacado y con presencia al inicio de su mandato, han disminuido hasta caer en un escándalo a nivel nacional por los fraudes fiscales que se encuentra Coahuila, donde él gobernó y que tal vez haya propiciado una deuda enorme para ese estado. La victoria de su candidato pudo haber soportado el golpe que le vendrá por la cúpula priista, incluyendo el apoyo o no, de los posibles candidatos a la presidencia de la república.

El PRD pierde todo, su lucha interna y la baja aceptación de Leonel Godoy como gobernador deja a  un lado  la herencia del cardenismo para dar paso a un gobierno panista con una candidata fuerte, con experiencia y de estirpe política. Pudieron retener la gubernatura juntos, pero la desgracia de no hacerle frente a los cárteles ahí radicados y tener a un hermano “incomodo” como diputado prófugo, hacen que solo el Distrito Federal sea la cuna y matriz del partido amarillo.

El PAN por el momento tendrá un suspiro al viento al reflejar que María Luisa “cocoa” Calderón supo lidiar primero con los internos y segundo con los externos. Con esta  oportunidad de victoria deben entender que el futuro para ellos se encuentra en una mujer que le de cara y rostro más honesto y confiable y ese imagen solo la puede dar Josefina Vázquez Mota.

El lunes el Instituto Electoral de Michoacán  dará a conocer el posible gobernador o gobernadora de la entidad y entonces se harán pagos de factura  de saber quiénes fueron los culpables de la derrota electoral.  Por lo pronto y en lo que se está realizando éste artículo nos vamos con un luto a nivel nacional porque muere   en circunstancias poco claras o poco lógicas el Secretario de Gobernación Francisco Blake Mora, el hombre que fue parte fundamental en la pieza política interna pero su ausencia no debe opacar los comicios que se acercan.

lunes, 7 de noviembre de 2011

El futuro de Marcelo


Estamos a unas semanas que el abanderado de la izquierda se conozca ante los medios, teniendo de candidatos a dos en particular: Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard.

Siguiendo la fórmula matemática política en la cual 1 y 1 no son 2 sino único al mando;   se desprende que el abanderado será aquél que gane en  los resultados obtenidos por las casas encuestadoras. Obligando al que pierda a sumarse a la candidatura presidencial.

Marcelo Ebrard y López Obrador han trabajado desde el inicio de su mandato –uno desde que asumió el gobierno del Distrito Federal y el otro mucho antes y después de haber perdido la presidencial- por conseguir la tan anhelada silla presidencial. Sin embargo, las apuestas empiezan a circular.

Aquí no se trata de saber qué gana quién sino conocer qué pierde quién. Sabemos que Andrés Manuel esta será su última aspiración, sueño, arranque, lucha o lo que se le quiera llamar a un capricho suyo, de sentir que él cambiará el rumbo del país y sus propuestas presentadas en la plancha de la Constitución son y serán los mandamientos del mesías del trópico para un pueblo que busca a un redentor. Sí, Andrés sabe y le consta que estas elecciones no son las mismas que hace seis años pero su estrategia sigue siendo la misma: descalificar al enemigo y mandando al diablo a las instituciones y todo lo que de ellas emanen.

Por otro lado, el dichoso Marcelo Ebrard anda gustoso por  ser el abanderado de las izquierdas en México, puesto que, digan lo que digan, la sociedad que apoya a esta corriente ideológica lo ven con el ánimo de contender y ganarle a su maestro, aquél que le dio el apoyo y el brazo para subir a la jefatura de Gobierno. Sin embargo Marcelo tiene lo que Andrés Manuel no: paciencia.

Para Marcelo puede que sea su primera contienda presidencial pero será una de dos o tres veces que pueda aspirar a ella, su juventud “política” le da ese as bajo la manga, cosa que Andrés Manuel ya no tiene.  Puede perder esta elección, pero llegará al 2018 con más experiencia y prestigio, sobre todo porque no estará luchando en contra del sistema, sino aportando dentro de ella; pudiendo colocarse como Senador e incluso líder de su bancada.

Marcelo tiene buenos puntos a su favor, una ciudad con números positivos, una imagen sobria pero segura, y sabe cabildear cuando se necesita cabildear. Aprendió mucho de su mentor, pero más de la escuela donde se forjó. Veremos quién será el afortunado en perder el 2012, si el hombre que tiene tenis para caminar hasta el 2018 o el hombre que no pudo con su soberbia… Tiempo al tiempo.

martes, 1 de noviembre de 2011

La vida después de la muerte


Iniciando el mes de noviembre, se festeja en México una de las tradiciones más queridas  y reconocidas a nivel mundial. El día de muertos. Para el Occidente, esto se convierte más en una fiesta de disfraces que un rito o un culto a aquello en lo cual no vemos pero siempre está con nosotros: la muerte.

Desde el inicio de nuestro existir, la vida y la muerte es el ying yang, el agua y el aceite, el polo opuesto del ser humano. Para muchas religiones y creencias, la muerte es el fin de la vida misma, para otros, una evolución, algunos consideran que existe una reencarnación, etc. Todos tienen una concepción de la muerte, pero ninguno la define ni sabe lo que es hasta que llega ese día.

No quisiera adentrarme en los puntos de vista que tienen cada una de las principales religiones en  el mundo, puesto que el tema ha sido debatido en todas sus expresiones. Sin embargo, aquí lo que quisiera rescatar es que el hombre tiene miedo a enfrentarla.

Hoy, la muerte más que un concepto o definición se ha convertido en un miedo, en un miedo a lo desconocido, a decir “estoy preparado pero no quiero que llegue”. Su fuerza y sinergia que surge a partir de la conciencia humana nos hace temer de ella, pero lo que es cierto, es que al igual que la concepción de la vida, es divina por naturaleza.

Hoy, que es día de los difuntos, hagamos una ofrenda por ella, por la muerte, por la gran Señora de negro, porque nuestros ancestros, aquellos que juzgamos por ser crueles ante los sacrificios y matar “aparentemente sin causa justificada” sabían que la madre naturaleza es la muerte misma y por ende, se tenia que honrar, adorar porque ella da vida y ella la quita.

SÍ, la muerte es parte de la vida, es su hermana, es su amiga, es ella misma. No hay dos caras de la moneda, sino una misma, que nos brinda poder cumplir nuestro destino en este mundo y después llevarnos con ella a rendir cuenta de nuestros actos, de nuestros hechos o simplemente de nuestro mandato.

Somos almas prestadas, nuestro cuerpo no es nuestro y hemos venido a este mundo por una misión en particular donde una vez  ejecutada, la muerte nos llama a ella. Podemos jugar, podemos arriesgar, podemos insinuar, pero nunca escapar. Todo en la vida tiene un orden, la naturaleza es perfecta, ella y solo ella sabe cuando llegas y cuando te vas. La vida y la muerte son algo  tan natural, que lo único que te llevas al momento de partir, es la satisfacción de haber cumplido con tu misión.