viernes, 20 de mayo de 2011

¿Qué hacemos con la educación en México?



Hablar de la educación en México es generalizar a la sociedad y su conducta dentro de la misma. Ésta tiene diferentes conceptos pero solo una definición. Sin embargo, dejaré a un lado el debate para enfocarme a discutir el que más interesa: La educación dentro del sistema político.

Tenemos un sistema educativo pobre, mediocre, sin resultados y obsoleto. ¿Cuáles son las causas de ello? Tomemos tres en particular: Modelo educativo, malas políticas públicas y el Elba Esther Gordillo.

En el modelo educativo tenemos un sistema mediocre de enseñanza educativa. Mas horas no significa mejor resultados y mejor enseñanza. El modelo implementado en México no fomenta el libre pensamiento, la libertad de cátedra y un enriquecimiento d enseñanza que involucre a los alumnos y al maestro. Los resultados están a la vista: Reprobados en la prueba enlace, los alumnos no saben leer, mucho menos comprender, no sabemos contar, mucho menos multiplicar. No conocemos nuestra historia, mucho menos nuestra herencia.

Y ello conlleva a que el gobierno ha implementado políticas públicas ineficaces para poder elevar la calidad educativa. Los gastos que se realizan para una buena educación no sirven porque el objetivo no resuelve el problema mismo. La SEP no se ha involucrado en el papel de Estado impulsor de proyectos de investigación, de crecimiento y evaluación en el método educativo. Todo ha querido que se lleve por libros de texto gratuitos que siguen sin avanzar y quedarse en el texto de hace diez años.

Y el tercero pero no de menos importante; el magisterio y su líder Elba Esther Gordillo. Ella no dejará que ningún partido político –llámese Congreso de la Unión- se meta con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación simplemente porque no le interesa dividir su poder. Los maestros son un voto importante y un cheque en blanco para cualquiera que desee cobrarlo.

Las boletas de cada uno de ellos no es satisfactoria: más del 60% de la plantilla de maestros ha reprobado en enseñanza, no están preparados o no cuentan con certificados óptimos de transmitir el conocimiento. Sí, esas y muchas más son las causas de nuestro pésimo sistema educativo. La pregunta es ¿qué hacemos con la educación en México? ¿Quién se atreverá a cambiar el rumbo por el cual seguimos en la misma linea de pobreza educativa? Por lo menos nadie mientras “ella” siga viva…

viernes, 6 de mayo de 2011

El futuro –del- Rey de Inglaterra.



Hablar de Inglaterra es hablar de un pueblo bárbaro, conquistador, guerrero, mágico, puntual, caro y monárquico. Si bien es cierto que pertenece a uno de los cuatro países constituyentes del Reino Unido – Escocia, Gales e Irlanda del Norte, respectivamente-, su nombre se asocia a todo lo que proviene de ese país y en general a los reyes que lo han representado.


La monarquía Inglesa es de considerarse como una de las más viejas del mundo y la que ha resistido a los embates del cambio, de la revolución, y del modelo político. Intacta, sublime y mística.


Uno de los reyes más recordados por el pueblo ingles es Enrique VIII. Enrique VIII fue un rey querido y amado por su pueblo; precursor de la religión anglicana es un símbolo de respeto, de temple y de orgullo para los ingleses. Su hija, la Reina Isabel I, también es una figura emblemática pues dentro de su reinado Inglaterra se vio favorecida en el aspecto cultural pues tenia dentro de la corte a un escritor clásico: William Shakespeare.


Podemos hablar de muchas dinastías que se han quedado para la historia universal; la dinastía de Normandia, de los Lancaster, de los Tudor, de los Estuardo hasta llegar a la dinastía Windsor, donde su actual monarca, la Reina Isabel II es para muchos, la reina más longeva que ha tenido Inglaterra.


Pues ante este pequeño antecedente, debo mencionar la boda que ha tenido su nieto; el Príncipe Guillermo con Kate Middleton. Su madre, la princesa de Gales no pudo ver lo carismático que se ha vuelto este muchacho al darle una sonrisa a una corona vieja, que preserva sus costumbres de poder, de orgullo y riqueza.


¿Qué pasará dentro de unos años con la monarquía inglesa? Muchos se han preguntado si estará convaleciendo la corona inglesa ya que los ingleses están pagando más impuestos para solventar los caprichos de una Reina y “sus pequeños cachorros”. Pues debo contestar que sí. Esta monarquía aun le queda larga vida, tanto a su reina como a su futuro rey, pues una historia con tanto prestigio, orgullo y poder no puede ser destruida. Los ingleses están en la comodidad de seguir viviendo y pagando los gastos de su futuro rey. Ese que les recuerda porqué Inglaterra es quien es; un país poderoso, único y místico.


El tiempo nos dirá si el príncipe Guillermo se convertirá en el futuro rey de Inglaterra, aunque aquél que conoce de Historia sabe que el heredero al trono siempre es el segundo al mando. Si no, pregúntenle a Enrique VIII…