viernes, 25 de febrero de 2011

La metamorfosis de los animales… políticos.


La metamorfosis que ciertos animales tienen para evolucionar, cambiar o incluso modificar de aspecto, de tamaño para seguir sobreviviendo en el medio ambiente y que la naturaleza les ha regalado como don, y que -por fortuna o desgracia- también opera en el animal… político claro está.

En el proceso biológico, la metamorfosis más clara la tenemos en la mariposa, que siendo una oruga se convierte en un bello lepidóptero; en el área geográfica, podemos considerar a la misma madre tierra que ha evolucionado con el transcurso de los milenios, en la literatura no podemos dejar a un lado al hombre llamado Gregor Samsa que en un extraño día se convierte en un insecto del magnífico libro de Kafka.

Sí, tenemos muchas metamorfosis de lado biológico como del ficticio; pero el animal político ha puesto en práctica este proceso natural y lo ha convertido en propio de su supervivencia. Ejemplos tenemos a muchos: el gobernador de Puebla, Oaxaca y Sinaloa, quienes de ser de sangre roja, pasaron a mutarse por ser de raza azul y amarillo. Todo sea por el bendito poder, ese que seduce y se entrega por completo no importando el pasado.

Otro ejemplo lo vemos reflejado en la procuración de justicia y en el sistema de seguridad. ¿Cuántas veces no hemos escuchado que el líder de tal cártel fue ex militar o estuvo involucrado en la Secretaría de Seguridad Pública? Aquí la metamorfosis que impera es la de sobrevivir para no ser vencido ni comido. De líderes sindicales ni se diga, pues sabemos que ellos cambian y evolucionan de acuerdo a su entorno político- y electoral- dejando claro que ellos se función principal es politiquear.
Entre la clase política, ejemplos más claros ni el agua: Porfirio Muñoz Ledo, Manuel Camacho Solís, Marcelo Ebrard y el indomable Andrés Manuel López Obrador. Ambos han sido muestra clara de los cambios que han sufrido, tanto de piel, de ambiente, de clima. Repudiando de donde salieron y orgullosos de donde están.

Sí, estamos en una política de la metamorfosis; donde vemos que los políticos les vale madres México, les importa un comino si progresamos o empeoramos, si avanzamos o retrocedemos, si confiamos o nos matamos, ellos lo único que les conviene es mutar, transformarse, adecuarse a las necesidades que ellos mismos imponen para seguir siendo y comportándose como son: unos animales…políticos, claro está.

No hay comentarios: