lunes, 26 de abril de 2010

Cerramos el changarro... Nos vemos en septiembre.


A una semana de terminar las sesiones ordinarias de la LXI Legislatura poco ha sido el avance que nuestros diputados han tenido en materia legislativa y que una vez más demuestran -como siempre- la falta de acuerdos y consensos políticos a favor de México.

Este periodo se caracterizó por ridiculizar al presidente del PAN César Nava catalogándolo de “pinocho”, por mentir acerca de los convenios pactados con el PRI y que él negó ante cámaras afirmando que no había pacto alguno. Sin embargo, nadie le dijo dentro de su bancada que Beatriz Paredes es una maga en el escenario político y como tal, le sacó el conejito debajo del sombrero.

El trago amargo que aun conserva el presidente de Acción Nacional aun no lo digiere; es más, por berrinche, tomó como aliado al inimaginable PRD para ir juntos en gobernaturas que por lustros el PRI ha gobernado: Hidalgo, Oaxaca y Veracruz por mencionar algunos.

Dentro del PRI, el andamiaje del grupo parlamentario parece ir en sentido restringido, toda vez que las reformas pendientes propuestas por el Ejecutivo Federal han estado paradas e incluso aun sin pasar a turno en comisiones pertinentes, dejando ver que lo que aquí importa es el 2012, por lo menos para Beatriz, Manlio y Enrique.

Así mismo, los golpes internos entre perredistas y petistas que son cuasi hermanos partidistas, han provocado discrepancias sobre todo porque aun no saben qué camino elegir; si aceptar las decisiones –torpes pero al fin decisiones- de Jesús Ortega o al indomable Andrés Manuel quien da línea a Ciro Di Constanzo y a Fernandez Noroña, el ala más radical dentro de la Cámara de Diputados

¿Y México? ¿Y la ley contra el narcotráfico? ¿La ley de Seguridad Nacional? ¿La tan nombrada y manipulada ley de medios? ¿y las reformas a la Ley Federal del Trabajo? ¿Qué pasa con la reglamentación del famoso Registro de Celulares? ¿Le sigo?

Es una lastima que los diputados, representantes del pueblo y que son elegidos para llevar a cabo la transformación que el país necesita a través del debate parlamentario, de la presentación de propuestas legislativas para adecuarlas a la realidad socio política, nos vengan con el discurso viejo, torpe y estúpido…Por lo pronto, esperaremos la respuesta a la que ya estamos acostumbrados: “Vamos a solicitar a la permanente que sesione de forma extraordinaria”.

viernes, 16 de abril de 2010

¿Sin Pecado Concebido?...


Desde la reforma luterana, la Iglesia Católica no había sufrido ninguna hecatombe que sucumbiera la cristiandad y el apego a las normas religiosas como hasta ahora, que se en encuentra en su mayor crisis existencial y moral por causa a los casos de pederastia en el mundo.

La calidad del papa Benedicto XVI ante los feligreses se va debilitando y poco a poco empiezan a sentirse defraudados no por la fe, sino por los ministros de culto que se dicen ser “siervos de Dios”. Alemania –el país del hoy pontífice- ha iniciado las investigaciones para sacar a la luz los casos de pederastia que existen desde 1940 hasta la fecha.

Pero en México, la situación tal parece que no hay culpables y que, en palabras del Episcopado Mexicano, la culpa la tiene la sociedad por inducir a los curas en el pecado y en la perversidad. Las afirmaciones hechas por el obispo Víctor René Rodriguez que funge como secretario de la CEM hace unos días, no son propias de un apostol de San Pedro ni dignas de reproducirse, ¿por qué lavarse las manos como Poncio Pilatos? ¿cómo justificar las perversidades que han caido sus colegas en el nombre de Dios?

Desde que apareció el caso de Marcial Maciel, la iglesia católica a querido solapar los abusos que han cometido los curas en contra de menores de edad. El fundador de los Legionarios de Cristo e hijo pródigo de la evangelización actual, hoy queda en evidencia que no solamente faltó a la ley de Dios, sino que además infringió las leyes del hombre, cometiendo delitos de índole sexual en contra de sus propios hijos.

¿En dónde quedan los valores que profesaba Jesús y que están contemplados en la Santa Biblia? ¿Qué hay acerca de la palabra de Dios? ¿Hacía dónde va la iglesia una vez que no puede asumir su propia responsabilidad? Son preguntas que muchos católicos nos hacemos cuando vemos casos como los ya narrados. No se puede hablar de amor al prójimo cuando se merma la confianza, no se puede hablar de paz ni tranquilidad cuando los ministros de culto no la respetan.

Por el momento, la imagen de la Iglesia Católica ya no es la misma que obtuvo en brazos de Juan Pablo II. A Benedicto XVI se le nota cansado, sin ánimos de continuar y parezca o no, su figura como representante del Estado Vaticano y como representante de Dios ante la tierra se mancha, se disuelve y se entierra; probablemente sea necesario una revaloración de ideas y posturas, mismas que necesitan una crucifixión y tal vez así, resucitar al tercer día.

martes, 6 de abril de 2010

En cualquier momento... o nunca.


Después de una semana “santa” en la cual la ciudad de México vivió una tranquilidad “tranquila” y las vacaciones han concluido, no así ha terminado la inseguridad y las muertes en los estados de siempre; aquellos que siguen golpeados por la imparable inseguridad y la violencia entre el crimen organizado.

Sin embargo, una nota esta llamando mucho la atención entre los periódicos y columnistas y la entrevista- dialogo que tuvo Julio Sherer con el narcotraficante más buscado en México: El “Mayo” Zambada.

La pequeña charla que se expuso entre las páginas de la revista, muestra a un hombre tranquilo, sin preocupaciones y qué, sin lujos ni excentricidades es considerado el hombre más dominante en el mundo del narcotráfico según la agencia de inteligencia estadounidense.

Las palabras que ha dicho el segundo narcotraficante más buscado por el Estado Mexicano quedan plasmadas en hoja y tinta para ser de ellas un análisis exhaustivo por políticos cercanos al Presidente Felipe Calderón y para aquellos que asumen un liderazgo dentro de la clase política: “La guerra contra el narcotráfico esta perdida por parte del ejercito mexicano, más, porque ya esta arraigada como la corrupción, es decir, dentro de la sociedad”.

¿Qué quiso decir el Mayo con esto? Lo que para muchos, dividiría a la clase política con la realidad social; la debilidad de muchos líderes políticos con la fuerza de la clase media. Efectivamente, el gobierno busca –en ocasiones con éxito- ganar batallas en contra del narcotráfico pero no ha podido radicar el cáncer que éste genera y violenta a la población civil. Las muertes aumentan; los Estados siguen en estado de ingobernabilidad; no hay seguridad en las calles y poco a poco las ciudades empiezan a ser ciudades sin ley.

Para la talla del fundador de Proceso, éste encuentro insólito con el Mayo Zambada es un éxito rotundo no solo para su carrera como periodista sino como persona, pues entrevistar al hombre por la que su cabeza está valuada en más de dos millones de dólares no es fácil, ni tampoco lograr una confianza dentro del mundo del narcotráfico.

Puede ser la única y la última entrevista que de éste personaje tan importante dentro de los negocios ilícitos que envuelven el narcotráfico y el crimen organizado, que ha sido precursor, socio y timonel del mismo, que estudió en la mejor escuela, el de la vida y que su instructor fue el mejor en su época: Amado Carrillo y Caro Quintero. Por lo pronto ha dejado en fiel testimonio su pensar, su sentir y la verdad, duela aunque duela, y que él ha manifestado que su captura puede ser en cualquier momento… o nunca.