domingo, 20 de diciembre de 2009

El orden de los factores no altera el producto ¿será?



Existe una máxima universal que aplica la matemática que dice el orden de los factores no altera el producto; sin embargo en política las leyes universales tienden a equivocarse. Hace unas semanas, se dió una lucha intensa contra el narcotráfico; la Secretaría de Marina realizó una operación éxitosa en Cuernavaca Morelos y mediante el operativo mató al jefe de jefes.

La muerte de Arturo Beltrán Leyva la han considerado como la baja más importante que ha tenido el gobierno de Felipe Calderón despues de tres años de lucha constante contra el narcotráfico. El perfíl de este hombre es bastante interesante; primero porque su conquista y ambición por ser mejor que "el señor de los cielos" lo orilló a mantener alianzas con sus amigos y la guerra contra sus enemigos con el fin de querer controlar globalmente el negocio de la droga.

Pronto se volvió un líder entre Vicente Carrillo hicieron, Mayo Zambada, el Chapo Guzmán, Heriberto Lazcano y los sucesores de los Arellano Félix. Así pasó a ser el jefe de jefes, el primero de los Beltrán Leyva. Pero es aqui donde el poder se enfrenta contra el mismo poder, no era la lucha por el territorio, sino por la supervivencia de la misma. Su rivalidad con el cartél del Pacífico fue brutal combatiendo violencia tras violencia.
Su muerte no la evitaron sus santeros o sus sicarios, no, su muerte ya estaba destinada. El Estado impone su poder legítimo ante un poder de facto y el mensaje que éste manda es claro: " el narcotráfico nos pela los huevos"

¿Qué legado deja Beltrán? ¿Quién sustituirá al irremplazable cuando mantenia el control de su organización bajo la vieja escuela? Lo que viene es una doble crisis entre el narcotráfico y el Estado Mexicano, esos aspirantes iran estableciendo nuevas alianzas y se reconfiguarará una nueva organización o se fusionará con las existentes.

Por lo pronto ya tenemos la respuesta del bajo mundo. Matarón a la familia del marino que participó en el operativo contra Arturo Beltrán a unas horas de haber sido enterrado... y eso que aun no acaba el año.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

El gran reto de los secretarios.


El presidente de México Felipe Calderón está convencido que puede cambiar el rumbo negativo que ha sufrido su administración y el bajo perfil económico que se encuentra nuestro estado mexicano, y por ello ha decidido tener 2 ases guardados y que están a punto de tomar posesión: Agustín Carstens propuesto para Gobernador del Banco de México y Ernesto Cordero, como Secretario de Hacienda.

Estos cambios en el gabinete refuerzan la seguridad total que el presidente tiene sobre sus apóstoles, no sale del círculo en la que se encuentran las personas de su confianza y deja en claro que está decidido a construir un puente y una maquinaria para el 2012.

Agustín Carstens en principio, tiene “el tamaño” para ocupar el cargo de gobernador del Banco de México, su experiencia dentro del área financiera-monetaria le permite presentar las credenciales suficientes para suplir a Guillermo Ortiz, que sabemos, no es hombre grato del presidente. Su misión será fortalecer a la institución y dejar en claro su autonomía de éste con el gobierno; mantener estable el equilibrio dólar- peso y aumentar las reservas como principal objetivo.

Por otro lado tenemos a Ernesto Cordero dentro de la Secretaria de Hacienda, donde ya los medios lo han bautizado como “el secretario de la recuperación económica”. Y vaya que no es mucho, pues tiene el reto de sacar adelante la crisis económica en la que nos enfrentamos millones de mexicanos. Su carrera política no es amplia, pero sí la óptima para ocupar un cargo de nivel trascendental e incluso saltar a la silla presidencial.

En SEDESOL, queda un hombre poco conocido en la cúpula política, pero en el PAN su nombre es destacado: Heriberto Félix Guerra quien se destacó por emprender a las micros y pequeñas empresas dentro de la Secretaria de Economía y ser "a un pelo" gobernador de Sinaloa. Su habilidad hoy por hoy tiene que ser perspicaz y de muy buena calidad si es que quiere levantar la mano para ser un presidenciable.

Y la pregunta del día es ¿Cuáles serán los retos de los futuros secretarios y el futuro gobernador del Banco de México? Mucho, demasiado diría yo. Ambas secretarias son trascendentales para la vida pública del país, de ellas han salido diferentes candidatos presidenciales y de acuerdo a la capacidad operativa de cada uno de ellos, serán postulados por la misma sociedad de acuerdo a los resultados. Felipe Calderón y el PAN juegan las últimas cartas para generar candidatos en el 2012. La recta ya comenzó; el PRI lleva la delantera política mientras que el PRD prepara los motores, así que aun estamos a tiempo… muy a tiempo.

jueves, 3 de diciembre de 2009

¿Juanito el personaje o Rafael Acosta Delegado?


Diciembre me gustó para que te quedarás diría una canción popular, y tal parece que un hombre de origen popular decidió quedarse en su delegación para gobernar: Rafael Acosta alias “Juanito”.

Como la política es forma y fondo, la llegada al poder de éste hombre ha sido estudiada por diversos analistas políticos, llegando a la conclusión que una delegación tan poblada como lo es Iztapalapa no puede ser gobernada por un hombre que se habla en tercera persona.


Juanito es el personaje más famoso de la clase política del Distrito Federal; ya tiene una obra de teatro, tiene una estatua donde quedó inmortalizado, etc. Sin embargo, la sociedad olvida de dónde surgió Juanito y/o Rafael Acosta. Su curriculum político tiene un perfil sumamente inquietante: ser un radical por excelencia, con un valemadrismo institucional y un gran opositor de Felipe Calderón.


Andrés Manuel pensó que podía dominar a una bestia del pueblo, pero la bestia reaccionó y pide su derecho de suelo, su derecho de estar presente porque los electores así lo decidieron. Juanito o Rafael Acosta es producto de una izquierda dividida, es producto de una sociedad injusta y marginada que exige resultados positivos del gobierno, es creación de nosotros mismos, nosotros lo inventamos, México lo creó y él se la creyó.

La disputa entre las corrientes de izquierda están buscando la manera de destituir al "mounstro de Iztapalapa" con la tarjeta de ingobernabilidad, además, de sacar toda maquinaria que en la Asamblea Legislativa se pueda crear. Alejandra Barrales y Clara Brugada son las más interesadas en resolver el conflicto, ¿porqué? simple y sencillamente por el presupuesto destinado y la importancia de la delegación.

Sabemos quién fue su padre, pero "Juanito" no tiene madre, o tal vez sí, solo que no quiere reconocerlo como hijo suyo. Rafael Acosta llega a la escena pública nuevo, con una ingenuidad pura, clara -y no Brugada-, viene a apostar que él sí puede gobernar, lo malo es que con él trae a Juanito, un personaje radical y traidor de la "democracia legítima" que no cumple la palabra dada. ¿Quién gobernará Iztapalapa? ¿Juanito el personaje o Rafael Acosta, el delegado? Al tiempo...